Sabor campestre y del Oeste Americano en dos preguntas

11 01 2012

¿De dónde ha salido Maleso?
Bueno. Empecé a tocar en grupos en los años 80. Con la banda sevillana Tiernos Mancebos grabamos un LP para Polygram, que fue editado en España, Perú, Venezuela y México. Eramos un grupo de pop con influencias sesenteras. Tras el no éxito de aquel primer LP, el grupo se reestructuró y pasó a llamarse Las Balas. Grabamos un LP con el sello de Radio Nacional de España y otro con una pequeña compañía, Matasellos. Pese a tener un excelente directo y buenas canciones, tampoco este grupo consiguió romper. A mediados de los 90 nos separamos amistosamente y me integré en varios grupos: Soul Mama (banda de versiones de soul con la que aún toco hoy en día), Surpop (el proyecto de Agustín Gallardo, con el que he publicado dos cds), Excarabajos, The Cassanovas (grupos temáticos de versiones) y otros muchos.

También he compuesto música y canciones para obras de teatro y cortometrajes. En 2010 produje el primer cd del grupo sevillano de pop Naked Nana.

En 2009 decido grabar mis propias canciones y autoeditarlas como Maleso. Mi primer trabajo se llamó “Regreso a Padre Marúriz”, el segundo, en 2010, fue “Moscas Volantes”. En ambos compuse letra y música y toqué la mayor parte de los instrumentos. En estas grabaciones se observan influencias pop tanto americanas como británicas y algunos destellos de blues y country.

 

¿Qué es esto que nos presentas ahora?

En 2011 he grabado 14 canciones en mi vertiente más americana, con matices más country y blues. La instrumentación acústica se ha impuesto en la mayoría de los cortes y han colaborado varios músicos y amigos, dándole color y cercanía a las grabaciones. Este trabajo, “sabor campestre y del Oeste Americano”, incluye canciones country más “ortodoxas” como “Cariño, he vuelto otra vez”, “Trocito de cielo” o “Tengo razón”, mezclas de country abluesado como “Fui al cruce de caminos” o “Esta vida me sienta mal”, experimentos pseudo-folkies como “Si me das un millón”, “Camino de Ubrique” o “Me voy”, baladas tex-mex como “Escondida”, melodías country-pop como “La última vez que te vi”, country-jazz como “Lloré por ti”, filigrana rockabilly en “Elvis nos casó”, country cristiano en “Lo que me merezco” o torch blues en “Melodía de dolor”.

Mientras componía y grababa las canciones, estaban en mi cabeza Gram Parsons, Johnny Cash, George Jones y los Louvin Brothers, también las vertientes mas campestres de Beatles, Rolling Stones y Elvis Costello, y, como no, el poso de Los Secretos, el grupo que ya había hecho todo esto antes que yo.
Fiel a la tradición country, las letras cuentan historias llanas, simples y tópicas, cruzadas a veces por ramalazos de surrealismo o hiperrealismo de una vena más pop.

Estoy cómodo en este terreno y espero ir labrando un lenguaje propio partiendo de estas músicas que tanto admiro.

::Mentes Inquietas::

About these ads

Acciones

Information

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores

%d personas les gusta esto: