Andy recomienda… Testigo de cargo

9 01 2010

Una vez me preguntaron: ¿Es importante que un director sepa escribir?, y yo le respondí: no, pero si es útil que sepa leer. 

Samuel Wilder nació el 22 de junio de 1906 en Sucha, lo que actualmente conocemos como Polonia.

Hijo de Eugenia y Max Wilder, el director de una cadena de cafeterías.

Samuel, más conocido como Billy Wilder, debe su nombre artístico a la obsesión que tenía cuando era un crío por Buffalo Bill.

Durante su juventud debía compaginar varios trabajos para poder sobrevivir, entre ellos estaba el de cronista para un periódico en Berlín y sus primeros escarceos con el mundo del cine como guionista, aunque en un primer momento quería ser abogado. Pero con la llegada de Hitler al poder, Billy huye de Berlín, debido a su procedencia judía. Se instala en Francia donde logra dirigir su primera película, un drama titulado Curvas peligrosas (1934), grabado íntegramente en francés.

Tras una leve estancia decide emigrar a los Estados Unidos pese a no saber hablar inglés, y nacionalizarse junto con su amigo, y posterior compañero de piso, Peter Lorre.

Durante ese tiempo se gana  la vida como guionista trabajando con el que fuera su maestro, Ernst Lubitsch, para el cual escribió el guión de la comedia Ninotchka (1939) protagonizada por Greta Garbo y Melvyn Douglas y dirigida por el propio Lubitsch, hasta que en 1942 dirige su primer film en Estados Unidos, la primera de una larga lista de comedias, titulada El mayor y la menor. Donde una joven de 20 años se hace pasar por una niña de 13 para que el billete en tren a Iowa le salga mas barato. Para ello paga a un hombre para que se haga pasar por su padre y así emprender el viaje a su casa. En esta ocasión contó con la actriz y bailarina, Ginger Rogers.

A esta le siguieron Cinco tumbas al Cairo (1943), Perdición (1944) y Días sin huella (1945) donde conoció a la actriz Audrey Young, de la que se enamoró hasta tal punto que disolvió su matrimonio con Judith Coppicus y con que se casaría en 1949.

Durante esa época dirigió films tan imprescindibles como Berlín Occidente (1948) con Jean Arthur y Marlen Dietrich; El crepúsculo de los dioses (1950) donde un joven escritor interpretado por William Holden, se refugia en la mansión de la que había sido en su momento la gran actriz, venida a menos, de cine mudo Norma Desmond interpretada por Gloria Swanson, y que también cuenta con la aparición del director de cine mudo Cecil B. DeMille; Sabrina (1954) con Humprey  Bogart, William Holden y Audrey Hepburg; La tentación vive arriba (1955), Con faldas y a lo loco (1959), El apartamento (1960), Irma la dulce (1963), etc. Podría numeraros todas y cada una de las películas del gran Billy Wilder, films de los que me enorgullezco poseer en mi colección, pero antes de meterme de lleno con mi recomendación, quería destacar dos películas de la filmografía de Wilder que fueron muy importantes en su día para mi. Ambas protagonizadas por la pareja cómica por excelencia que formaban Walter Matthau y Jack Lemmon; Primera plana (1974) y Aquí un amigo (1981).

Primera plana narra, por un lado, la ejecución de Earl Williams acusado de matar a un policía y por otro, la despedida del mundo del periodismo del personaje interpretado por Jack Lemmon para casarse con su novia (Susan Sarandon) y como su manipulador jefe, interpretado por Walther Matthau, impide esa inminente despedida usando todas las sucias artimañas posibles. Ambas historias se entremezclan cuando Earl se escapa horas antes a su ejecución.

El film es la adaptación al cine de la obra teatral de Ben Hecht y Charles MacArthur que lleva el mismo nombre, ya dirigida con anterioridad por Lewis Milestone en 1931 (Un gran reportaje), por Howard Hawks en 1940 (Luna nueva) y por Ted Kotcheff en 1988 (Interferencias) que fue la única  que no llegó a alcanzar el nivel del resto de las adaptaciones.

Y Aquí un amigo donde el asesino a sueldo Trabucco (Matthau) debe realizar un último encargo antes de poder retirarse para vivir en una isla paradisíaca, pero todo se complica cuando conoce a Victor Clooney (Lemmon). Entre el reparto de la película, Wilder contó también con el irascible actor alemán Klaus Kinski.

Este fue el film con el que Wilder se despidió del mundo del cine dejando atrás una gran filmografía de la que podemos disfrutar.

El 28 de marzo del 2002 muere a los 95 años de edad.

En 1957 Billy Wilder dirigió Testigo de cargo, basada en la obra de la aclamada escritora Agatha Christie. Protagonizada por el también director de cine Charles Laughton del que Billy afirmaba ser uno de los mas grandes actores; el galán Tyron Power y la “femme fatale” Marlen Dietrich.

Una película de intriga al mas puro estilo Hitchcock (tal y como el propio Wilder quería) que sufre grandes giros argumentales que harán que el espectador esté atento a la película hasta el último minuto.

El toque cómico viene dado de la mano de Charles Laughton y de la que fuera su mujer en la vida real Elsa Lanchester, interpretando ella a la enfermera encargada de cuidar al abogado (Laughton) que tras haber abandonado el hospital sin estar del todo bien, debe evitar volver a sus vicios habituales, el tabaco y el alcohol. Su obvia desaprobación de las recomendaciones del médico, hace que la enfermera le trate como si fuera un crío vigilándole constantemente.

Sinopsis

El joven Leonard Vole (Tyron Power) acude solicitando la ayuda del afamado abogado Sir Wilfred Robards (Charles Laughton) por ser acusado de matar a una adinerada dama con la que había entablado una extraña amistad. Las dudas se disparan al ser este nombrado único heredero de su fortuna.

Aunque todas las pruebas le hacen culpable, Robards cree en su inocencia y decide defenderle.

La única persona que puede testificar a su favor es su mujer (Marlen Dietrich), una cantante alemana que le debe la vida a su marido por haberla salvado de la Alemania nazi, pero su frialdad y la desconfianza que Robards tiene sobre ella, hace que dude en subirla al estrado, ya que posiblemente perjudique, mas que ayude, a su cliente.

 [YouTube= http://www.youtube.com/watch?v=Op3zA9XaUKQ&rel=1]

FICHA TÉCNICA

Dirección: Billy Wilder

Guión: Billy Wilder, Harry Kurnitz

Fotografía: Rusell Harlan

Música: Ennio Morricone

Intérpretes: Charles Laughton, Tyron Power, Marlen Dietrich, Elsa Lanchester, John Williams

::Andrea Cabrero::

::Mentes Inquietas::


Acciones

Information

2 responses

15 01 2010
funcionario

Esto si que es una recomendación y no lo que te hace el camarero de turno!
La verdad que en cuanto tenga una tarde libre me pongo a verla.

18 01 2010
reverendo

Un gran clásico.Está entre las “grandes películas de juicios”,al lado de otras como “Vencedores o Vencidos” o la más reciente “Veredicto Final”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: