La Historia de Bitter Sweet Symphony

20 01 2012

Corría el año 1997 y el grupo inglés The Verve lanzaba el 16 de junio de 1997, bajo el sello Hut Records, Bitter Sweet Symphony, apareciendo primero como sencillo, y luego incluida en el exitoso álbum Urban Hymns, al cual daba inicio.

Agridulce, como su propio nombre indica, acabo siendo. Pese a estar escrita en su totalidad por Richard Ashcroft, a día de hoy la canción se otorga autoría a Mick Jagger y Keith Richards, además del propio Ashcroft, todo esto porque la canción utiliza un sampleado de The Last Time de The Rolling Stones.

Cuando en 1997 Bitter Sweet Symphony se había convertido en un hit mundial, The Verve fueron demandados. La imagen de Richards y Jagger quedo como la de unos auténticos miserables ante la opinión pública, sin embargo, los derechos de The Last Time no pertenecía a estos, sino a Allen Klein, antiguo manager de los Rolling Stones que posee los derechos de las canciones del grupo anteriores a 1970, también obtenidos de manera turbulenta, antes de que los Rolling Stones crearan su propio sello.

The Verve, había solicitado permiso a Decca Records para usar un simple de cinco notas de The Last Time, pero la reclamación se basaba supuestamente en que el grupo había roto el acuerdo al usar una parte más larga, algo que The Verve nunca admitió.

The Verve, por su parte entregó el 100% de sus derechos sobre la canción en un acuerdo extrajudicial a Allen Klein. Sin embargo no todo acabó ahí, el primer manager de los Stones (que lo fue hasta 1966), Adrew Loog Oldham, también los demandó, ya que este era el propietario de los derechos de las notas del simple. Así que finalmente The Verve perdió todo lo relacionado con Bitter Sweet Symphony ya que tuvo que ceder la totalidad de las ganancias que generara la canción.

A su vez, el grupo, que había rechazado una gran oferta de Nike para usarla en un spot publicitario, acabó viendo como su canción finalmente era utilizada después de que la multinacional americana comprara los derechos a Allen Klein.

Y cuando ya parecía que todo no podía empeorar más, lo hizo. En 1999 Bitter Sweet Symphony fue nominada a los Grammy, siendo la nominación para Jagger y Richards. Fue entonces cuando Ashcroft declaró que era la mejor canción de los Stones en los últimos 20 años.
::Eduardo B.::

::MENTES-INQUIETAS::


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: